martes, 15 de julio de 2014

ARMARIO EMOCIONAL


Mucho tiempo sin asomarme por aquí. He estado muy ocupada, la verdad. Mi armario emocional estaba tan desordenado que pasé meses intentando organizarlo un poco, ¿por qué seré tan obsesiva con el orden?… Cuando todo está mezclado y no sabes por dónde empezar a ordenar las cosas, parece que nunca vayas a poder recomponerlo y conseguir abrir ese armario sin miedo a que todo se caiga.

Cierto es, que tres semanas de vacaciones, han ayudado mucho a poner cada cosa en su sitio o por lo menos, tener claro cuál es su sitio; sin prisa, sin presión, sin interferencias externas… Tres semanas fantásticas!! Reír cada día por cualquier cosa, dormir toda la noche y despertar sonriendo sin saber por qué… en fin, un estado de relajación mental que tenía casi olvidado y que nunca hay que perder de vista.

En este paréntesis de orden y limpieza emocional, hay que destacar el destino del viaje. El año pasado también marchamos allí y disfrutamos tanto que este año no había otro destino posible: CEUSE!!!!!!!!!!! Quince días en el muro más impresionante y motivante del mundo. Roca perfecta, vías exigentes tanto física como mentalmente que generan una sobredosis de euforia y motivación cada vez que consigues llegar a una de sus cadenas. Allí da igual que vía pruebes, los vuelos sin motor, los gritos luchando movimientos y el ambiente fanático están presentes desde el 6 A hasta el infinito y eso es genial!! La verdad es que, aunque siempre hemos viajado mucho para conocer diferentes escuelas y entornos, ninguno es como es Ceüse. Esa horita caminando hasta llegar al muro, donde repasas mentalmente los movimientos de la vía que te tiene hipnotizada y te dejas llevar absorta en ese caminar relajado, sin pausa… hasta que, de repente, aparece a cinco minutos de llegar a destino, el muro más impresionante que jamás has visto, es un ratito magnífico. Una vez llegas, por supuesto, toca refresco, bocadillo de nocilla y veinte minutos de “tumbing” al sol que también sientan de lujo. Y tras el descanso, cada uno a acometer su objetivo y como no, ¡¡¡a volar!!!. (Parecerá una tontería pero creo que esto es lo que al final ha conseguido ordenar mi armario emocional. Tanta adrenalina consecutiva, después de esos pateos diarios metida en mi misma, creo que mandaban cada cosa a su sitio de un plumazo).

Conclusión: cuando tengáis oportunidad de ir a Ceüse, no la dejéis pasar porque merece la pena.

Tras los días por Ceüse, ya habíamos decidido pasar una semana en Bielsa. No sé qué es lo que me hace ir una y otra vez allí, pero me tiene enamorada. Un rincón del pirineo que me encanta y que me relaja muchísimo. 
Llego allí y la mala energía se desvanece, simplemente, de repente, no existe… Creo que eso es lo que consigue que allí esté también muy motivada. A priori no debería ser uno de mis rincones favoritos: sector pequeño con vías desplomadas, chapas lejos, bloqueos “anti-Silvia” y chorreras… buf!! Es como aquel plato de comida que no lleva ni un solo ingrediente que te guste. Sin embargo, mi mente se ha afincado allí y no quiere salir. Allí he descubierto otra forma de escalar, no ha sido de forma consciente, sólo llego al sector y surge. No hay presión, ni ganas de encadenar, ni estrés… Simplemente me pongo los gatos, pulso el “on” en mi iPod y escalo; unas veces al límite, otras hasta donde me deja la cabeza, pero siempre bajo del sector con sensación de satisfacción total haga lo que haga y esto, sólo me pasa allí. 
 Normalmente siempre llega ese momento de presión en el que ya sólo pienso en encadenar esa vía que tengo a punto y que me trae de cabeza, o ese momento de frustración cuando llega el inevitable momento del “retropegue”. En Bielsa no, y eso me mantiene con una motivación constante; allí sólo se trata de disfrutar!! 
 
Han sido tres semanas preciosas en las que Dani y yo hemos disfrutado muchísimo de los días de sol, de lluvia, de las vías escaladas, de un monton de excursiones y de amigos que encontramos por el camino; pero lo más importante es que, cada día que pasa, disfrutamos de muchas más cosas por el simple hecho de hacerlo juntos y esa sensación es maravillosa. 

Así que, después de tres semanas vacacionales perfectas, casi, casi podría decir que mi armario emocional está impoluto, pero voy a ser prudente y seguir realizando labores de limpieza diarias. Al final “limpiar sobre limpio” siempre es más fácil ;)



Aquel que tiene un porqué para vivir se puede enfrentar a todos los "cómos".- Friedrich Nietzsche

-“Yo… no puedo creerlo…” -“Ya, por eso has fallado”.- Parte de diálogo de Star Wars

martes, 14 de enero de 2014

DESEO...

Ayer leí este fragmento y me gustó muchísimo, así que ahí va!! Deseemos, apasionémonos y soñemos!! :

"Desear. Soñar. Imaginar que lo tienes con tanta intensidad que lo tocas… Que lo rozas y percibes su aroma cuando el viento te acaricia la nariz.

Saber quién eres. Saber quién no quieres nunca llegar a ser.

Qué no vendes, qué no compras, qué no quieres perder y qué estás dispuesto a sacrificar para poder ganar. Saber ganar sin perder la esencia, ni la humildad. Saber perder sin dejarse las ganas de volverlo a intentar por el camino. Tener claro a qué no vas a renunciar. Qué no desperdiciar ni dejar que se agote… Qué dejar pasar. Qué sujetar fuerte para que nunca se escape. Qué soltar para descubrir si vuelve o se desvanece.

Qué aprender y qué olvidar o al menos intentarlo. Qué tatuarte en el alma para recordar.

Saber buscar. Saber encontrar. Saber perder las pupilas por los rincones hasta que aciertan en lo auténtico. Encontrar lo único. Distinguirlo de lo vulgar. Agarrarlo y hasta llorar. Llorar si no lo puedes agarrar.
Respirar y dejar que el aire meta un pedazo de mundo en tus pulmones, esbozar una sonrisa antes de tener ganas para que te vengan ganas, si vas flojo de vida y de ilusión. Arriesgar. Madurar. Sujetarse a la vida por un sueño. Cerrar los ojos y dejar de pensar. Actuar.
Correr. Saltar. Apasionarse con lo mínimo. Exprimirlo al máximo. Detenerse a contemplar lo que pasa y moverse para que pase… Y no parar hasta llegar. Tal vez sin saber adónde. Sin recordar el por qué. […]

Descubrir lo que te engancha, lo que te invade los sentidos y rompe tus barreras, lo que te inunda la conciencia, lo que te suelta las cadenas y te libera de mordazas. Lo que te seduce y revuelve. Lo que no puedes ni quieres evitar. Lo que evitas no poder…

Caminar. Que los pies te lleven, que te duelan. Que recuerden el recorrido y, un día lejano, te ayuden a regresar.
Bajar la vista y descubrir un tesoro. Mirar al cielo y ser nube. Mirar al horizonte y ser mar. Dejarse querer. Dejarse besar y dejarse llevar por el calor. Ser vapor. Dejarse la fatiga en casa y bailar. […]

Descubrir que no puedes porque no quieres, que nunca has querido. Buscar excusas y deslizarse medio dormido ante la propia compasión. Arrastrarse ante mil complejos e inventar mil argumentos para no decidir. Decidir que no decides… Que vives en pausa. Que tragas tiempo hasta conseguir saber qué rayo te alcanza. Qué subsistes mientras no logras existir…

Y al caer la noche, pensar. Recapacitar. Susurrar perdón y acurrucarse a un lado de la vida para esperar a que llegue la mañana y todo vuelva a empezar.

Desear. Desear tanto que el estómago se te encoge al soñar y tus hombros se estremecen al imaginar. Querer que pase. Notar que pasa de tanto querer. Tocarlo, degustarlo sin aún poderlo ver. […]


Soñar. Saber notar cuando está cerca. Saber que está cerca sin notar…"

martes, 24 de diciembre de 2013

Filosofía de vida...

Se termina el año y llegan las fechas en las que nos cargamos de buenos propósitos y hacemos balance del año que se va; “en general fue bueno, o podría haber hecho otras cosas, o no ha sido como me esperaba, o ha sido un año fantástico, o… “ de repente 365 días pasan como estrellas fugaces por nuestra cabeza.
Yo, aunque nada ha cambiado, tengo ganas de que termine y dar inicio a un nuevo año que me gustaría estuviese lleno de nuevas etapas, de historias diferentes y de objetivos que llenen la vida de ilusión; así que tendré que ponerme a ello…
Mi balance final, ha sido positivo, siempre lo es. Aunque este año ha sido positivo por lo que he aprendido en global. Demasiadas tensiones emocionales en todos los aspectos que forman mi existencia, hacen que me pregunté si realmente la vida es tan complicada?? Y no, no lo es. Emocionarse a cada segundo es fantástico, sentir cada momento como si fuese el último y aprender a disfrutar de todos ellos.
Pero la mente tiene que ir orientada a eso, a disfrutar. A veces, las personas tan “emocionalmente activas”, tendemos a dejarnos llevar por tantos pensamientos erróneos que esas emociones se vuelven contraproducentes y nos hacen daño. Yo este año, me dejé llevar demasiado… y echando la vista atrás, siento que por fin he encontrado mi sitio, que hay una filosofía de vida y una pasión que me lleva, que libera mi mente y que me da tranquilidad cuando no la tengo y, no la he sabido disfrutar…
El otro día leí un artículo de un marinero, un apasionado del mar que no podía alejarse de él. Daban igual las inclemencias del tiempo o los malos momentos; su peor momento en el mar, era su mejor momento en la tierra y le entendí. Nunca me había sentido así, pero en este último año la escalada ha ganado ese espacio que le corresponde en mi vida.
No hablo de subir paredes… hablo de aprender a estar solo, de esfuerzo, de autoconfianza, de superación, de abrir la mente constantemente a nuevos lugares y situaciones y todo ello, dentro de una enorme sensación de Libertad.
Así que, no sé que me deparará el destino…, pero sí aprendí, que la vida pasa y que, afortunadamente, somos nosotros mismos quienes podemos transformar momentos regulares, en experiencias positivas.  Así que intentaré seguir viviendo al máximo lo que más me apasiona y aprender a disfrutar de cada experiencia y cada persona que decida compartir uno de sus segundos conmigo, sin pensar, sin juicios anticipados… simplemente vivir.

Espero que el próximo año cada uno de nosotros tenga su trocito de ilusión, su momento de felicidad, una caja llena de sonrisas y millones de besos y abrazos que regalar y por recibir, Feliz Año!!

"La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes".- John Lennon
"Aquel que tiene un porqué para vivir se puede enfrentar a todos los "cómos".- Friedrich Nietzsche
"Hay que vivir como se piensa, si no se acaba por pensar como se ha vivido".- Paul Charles Bourget

martes, 1 de octubre de 2013

PERDONAVIDAS

Adiós primavera… mi ser, lleno de  motivación, decide ponerse el mayor objetivo deportivo a lo largo de la maravillosa estación de las flores; pero ésta termina y yo sigo aquí, sufriendo cada pegue mis derrotas psicológicas, porque la vía, físicamente, yo creo que la tengo dominada… Quizá no puedo hacerlo… quizá es un objetivo demasiado ambicioso para mí, me siento fuerte, sí… pero eso no quiere decir que pueda hacer todo lo que me proponga… No puedo más con la presión… ¡¡¡abandono!!!
Tengo ganas de vacaciones, cambiar de aires y disfrutar de escalar, no sufrir escalando.

El tiempo pasa volando… han pasado dos meses desde que dejé de ir a Margalef y ya estamos de nuevo viendo entrar el otoño. Debería volver pero..., "¿me apetece?" No, no, no, no, no… bueno sí que me apetece pero me da miedo; me da miedo ir y no sentirme bien, me da miedo ir y darme cuenta de que realmente no soy capaz… Bueno, de momento voy a disfrutar de Margalef y sus cervecitas y si más adelante tengo ganas, ya veremos. (menos mal que tengo controlado mi cerebro ;-), acabo de echar a la presión de mi cabeza)
Dos días en “Marga” y todavía no he ido, y es que ahora me apetece ya demasiado, parece que me esté llamando… como puedo estar tan loca!!!!!!!!! Pero es que tengo muchas ganas de volver a subir por ella, de disfrutar cada movimiento y de volver a sentir que forma parte de mí, esta vía me gusta mucho.- 
“Te apetece que hoy vayamos a Catedral?? Me apetece volver a subir por allí, a ver qué tal son las sensaciones”.
Wow!!!! Sólo un día y vuelvo a estar emocionada!! Esta vía es preciosa y contra pronóstico me sentí bien!!!.- 
“¿Sabes qué? Voy a volver a probarla, me he sentido muy bien y es que me encanta!! Hoy la he disfrutado de una forma totalmente diferente a la temporada pasada, no hay presión, no hay nervios, sólo hay una vía que me parece preciosa y con la que estoy aprendiendo un montón de cosas. Quiero volver!!”
;        
“Sil, que hacemos el finde? Margalef, no? Estoy seguro de que pronto vas a hacerla, esta vez es diferente, no subes igual por ella. Confío en ti.”
Yo también me he sentido diferente pero no quiero pensar que soy capaz. Creer que voy a realizar uno de mis sueños y repetir la frustración de la primavera… buf!... No, no!!, digamos que me siento bien, y que puedo hacerla, pero no va a ser tan pronto, todavía tengo que adaptarme un poquito más a ella (bien, otra vez controlé a mi cerebro, fuera de nuevo la presión).

Pues bien… ha sido un fin de semana fantástico. El sábado dí mi mejor pegue hasta la fecha, pasé toda la parte dura muy concentrada, visualizando cada movimiento, pensando como coger cada presa y dejándome llevar por la música y llegué casi a estar salvada. Un chapaje me hizo dejarme caer. No me atreví a chapar del canto romo que siempre lo hacía porque me daba miedo subir a chapar de un cazo que había un poquito más arriba y salté.
Lección aprendida. El domingo, calenté en la misma vía mirando bien la sección de abajo y cambiando algún método que no me terminaba de convencer, esperé una hora y con el estómago encogido decidí darle… Mi Mejor Pegue!! Llegué a esa cinta exactamente igual que el día anterior, pero esta vez ni lo pensé, mirada hacia arriba para no ver la chapa que quedaba debajo y a por el cazo!! “Venga Sil, que sólo quedan un par de bloqueos y esto lo has repetido muchas veces, créetelo, vamos que tú puedes”.  Y, concentrada al máximo y escuchando “buenos días princesa” llegué hasta la repisa que hay debajo de la reunión, donde empecé a creer que iba a ser posible y me empezaron a fallar las piernas.
¡¡¡Qué emoción!!! Fue fantástico!!  Y fue gracias a Dani, que me dio lo más importante que una persona puede darle a otra, la confianza en sí misma para cumplir sus metas y gracias a toda la energía buenísima que me ha llegado estos meses y que me dio la fuerza suficiente para querer volver. Muchas gracias de todo corazón!!

“Cuando quieres realmente una cosa, todo el universo conspira para ayudarte a conseguirlo”.- Paulo Coelho.

Para mí, cumplir un sueño y que de repente tanta gente quiera compartirlo conmigo, está siendo precioso.  Tengo la barrita de energía cargada al máximo!!!!!!!!! ;-)

jueves, 8 de agosto de 2013

CEÜSE, MOTIVACION EN ESTADO PURO

Tras un invierno y primavera llenos de motivación, a la llegada del verano, ésta empezó a decaer. No pasó nada especial, el sol seguía saliendo por el mismo sitio, Margalef no había desaparecido y yo seguía allí cada fin de semana. Sin embargo, la ilusión y entusiasmo con el que afrontaba “la vía” no se parecían en nada a los de un mes atrás. ¡Qué difícil mantener siempre las constantes disparadas hacia la alegría! 


Por fin llegaron las vacaciones y el destino elegido: Ceüse. De camino hacia allí, doce horas para pensar si con la motivación bajo mínimos el destino era acertado… la verdad, tenía mis dudas. Andar casi hora y media todos los días sabiendo que las vías que me sonreían con burla desde arriba eran unas placas perfectas y técnicamente difíciles, no me llevaba a pensar que mi motivación fuese a mejorar. (Bueno… haremos lo que podamos). 

Llegamos allí y las dudas desaparecieron. ¡Qué días tan fanáticos y motivantes! Decenas de escaladores que todos los días llegábamos al muro con la lengua fuera y la cabeza a punto de explotar para enfrascarnos en nuestros objetivos. Continuamente se oían gritos de ánimo y de esfuerzo por mantenerse bien pegado a la pared, además de un ir y venir de saludos y bonitas palabras en cualquier idioma que se pueda imaginar. El ambiente era genial!! Y eso motiva a cualquiera. Al final, subir al muro se convirtió en un paseo gratificante y las vías que este año pude probar allí, fantásticas!! 

Resultado: ahora ya en la ciudad de nuevo, a aprox. 40ºC diarios, mi motivación vuelve a estar por las nubes. Esos quince días de desconexión mental con todo, me devolvieron la paz interior que necesitaba para volver a sentirme bien y por supuesto, motivarme con lo que más me gusta ¡escalar!. Así que nombré Ceüse como mi “terapeuta” personal y decidí que debo volver cada año para mantener esa sonrisa y apariencia sonrosada que indica que todo va bien. 

“Busca tu motivación, ella te dará ese extra de energía que te hará llegar” 
“Algunas cosas sólo necesitan tiempo. Nueve mamás, no hacen un bebé en un mes”.- Warren Buffet.

lunes, 3 de junio de 2013

Un minuto

Un minuto no es casi nada… qué podemos hacer en un minuto? Es muy poco tiempo... pasa enseguida, si hemos pensado hacer algo, posiblemente entre “ponte bien y estate quieto”, pasó nuestro minuto de oro.
Sin embargo, una mirada de un minuto… oooohhhhh!!!! Imposible definir con palabras todo lo que se puede llegar a sentir, cuando durante un minuto, tu mirada se cruza con la mirada de la persona adecuada.

Las personas estamos cargadas de historias que muchas veces contamos a través de nuestra mirada, ese momento mágico en el que sin articular palabra, cruzas tu mirada con alguien y… ¡bingo! La conexión se estableció al instante!! De repente todo fluye… o esa mirada que reencuentras después de mucho tiempo y que consigue despertar, quizá una historia que todavía sigue viva en tu interior. 
Un minuto que consiguió ponerme los “pelos de gallina”… No sé muy bien, por qué empatice tanto con los protagonistas del vídeo, pero el caso es que lo ví y sigo siendo incapaz de describir con palabras ese momento, precioso e intenso.


"Las palabras están llenas de falsedad o de arte; la mirada es el lenguaje del corazón" .- William Shakespeare.
"Soledad: una dulce ausencia de miradas".- Milan Kundera.

jueves, 2 de mayo de 2013

Escalamos??


¡Qué mundo este de la escalada! Empiezas saliendo a respirar aire fresco, pasear, ahora subo un poco por aquí… otro poco por allí… hoy hace frío y no me apetece…
Van pasando los años, disfrutas de una actividad nueva que va llenando todos los huecos que hasta entonces estaban vacíos y esa sensación… TE GUSTA!! Simplemente es eso, una nueva forma de vida que encontraste por el camino y que cada vez va tomando más consistencia en tu existencia. Te gusta porque se desarrolla al aire libre, porque te permite conocer miles de sitios nuevos, porque cada día coincides con un montón de personas nuevas que finalmente, terminan siendo amigos, por esas cervecitas que sientan de lujo cuando  termina el día y que van acompañadas de risas y anécdotas; en fin…, por miles de momentos que nos hacen sentir que somos felices.
Sólo por esto ya sientes que merece la pena adoptar esta forma de vida, pero de repente, aparece un sentimiento nuevo. Encuentras una vía que te llena de energía, vas a probarla con la máxima concentración, te gusta que sea así; sientes que la exigencia roza tu límite… nunca pensaste que podrías hacerlo, y sin darte cuenta, estás ahí, sintiendo cada movimiento y haciendo que tu cuerpo se adapte de la mejor forma posible para que el esfuerzo sea mínimo y te permita avanzar… la motivación, ilusión, confianza y superación aparecen entonces y se apoderan de ti.

Son muchas, las etapas de la vida, en las que pensamos que no somos capaces de hacer algo y de repente, nos vemos haciéndolo simplemente porque hubo un cambio de mentalidad en nosotros y pensamos ¿por qué no? Cuando ese momento llega y aparece la motivación que te hace sacar horas de donde no las hay, la ilusión que te mantiene siempre con la cabeza en ese proyecto sea el que sea, la confianza en ti porque poco a poco vas evolucionando y ves que puedes hacerlo, que no es imposible, y la superación personal que yo creo que es una de las sensaciones más necesarias y enriquecedoras para la autoestima, te das cuenta de que lo estás intentando y vas a conseguirlo.
En mi caso, estos dos últimos años ya había conseguido eliminar muchas de las barreras mentales que a veces nos ponemos, no sé muy bien por qué… y estaba disfrutando como nunca, de esa forma de vida que tanto me ha gustado siempre. Una de las barreras que todavía me quedaba por eliminar, era la barrera de la dificultad, no intentar vías que me parecían preciosas a simple vista, sólo por pensar que no iba a poder subir. Una vía fantástica que tenía muchas ganas de probar, ha hecho ese cambio de “chip” en mi cabeza y ahí estoy, motivadísima probando algo que nunca pensé que podría intentar.
Y es que una vez que la escalada entra en tu vida, son tantos los motivos por los que no puedes dejarla…

Los campeones no se hacen en gimnasios, están hechos de algo inmaterial que tienen muy dentro de ellos. Es un deseo, un sueño, una visión.- Muhammad Ali

"Imposible" es sólo una palabra que usan los hombres débiles para vivir fácilmente en el mundo que se les dio, sin atreverse a explorar el poder que tienen para cambiarlo. "Imposible" no es un hecho, es una opinión. "Imposible" no es una declaración, es un reto. "Imposible" es potencial. "Imposible" es Temporal, "Imposible" no es nada.- Muhammad Ali